SECCIÓN 2

Manual del entrenamiento que acompaña

EL ORIENTADOR EXPERTO

Autor:              Gerard Egan of “Loyola University of Chicago”.

Traducción:      Ezequiel Nieto Cardoso, PhD. Jefe del Depto. de Psicología de la Universidad de Monterrey, México, 1982.

Editorial:           Grupo Editorial Iberoamérica

Adaptación:    Y. Sassoon, G. Obispo y O. Prettel

EJERCICIOS DE ATENCION FISICA

Estos ejercicios tienen que ver con la manera como usted usa su cuerpo para comunicarse con otra persona, esto se llama atención física. Antes de hacer estos ejercicios, vuelva a leer el capítulo sobre la atención de “El Orientador Experto”. Acuérdese especialmente de los elementos básicos de la atención física, que son los siguientes:

S – Mire a la otra persona cara a cara

O – Adopte una postura abierta

L – Inclínese hacia el otro

E – Mantenga un buen contacto visual

R – Esté relajado y cómodo en esa posición

Ejercicio 1: La experiencia de la no atención en una conversación uno a uno.

1.        Escoja un compañero entre los miembros de su grupo para trabajar en pareja.

2.        El compañero A adopta una posición de atención; el compañero B viola las reglas de la atención (no mira cara a cara).

3.        Se entabla una conversación durante 3 ó 4 minutos sobre sus metas en este experimento de entrenamiento, lo que le gustaría llevar a cabo, etc.

4.         Después de 4 minutos más o menos, se cambian los roles, y ahora el compañero A viola las reglas de la buena atención, mientras que B asume una posición de atención. Continúe la conversación sobre las metas por otros 3 ó 4 minutos.

5.        Suspenda la conversación y examine cómo se sintió, tanto en la posición de atender como en la de no atender; que impacto tuvo en usted la atención o la falta de atención de la otra persona, etc.

Ejercicio 2: Experimentar cuando nos atienden en una conversación en grupo

1.         Todos los miembros del taller de comediación se sientan en círculo para una conversación en grupo.

2.        Se escoge un tema relacionado con el entrenamiento (por ejemplo, ¿Qué temores surgen durante las prácticas del taller?)

3.        Se discute el tema por 3 ó 4 minutos; la mitad de los miembros atienden mientras la otra mitad asume diversas posiciones de no atender.

4.         Después de 3 ó 4 minutos se invierten los papeles.

5.         Se interrumpe la discusión y se comentan los efectos de no atender y de atender, tan concretamente como sea posible.

Ejercicio 3: Grados de atención en una conversación de uno a uno

1.        Elija un compañero entre los miembros del grupo de entrenamiento. Su compañero actuará como mediado.

2.        Elija un tema de conversación relacionado con el entrenamiento.

3.         Inicie la conversación con una posición de atención mínima.

4.        A una señal del entrenador (previamente acordada con éste), cambie a una actitud de atención intensificada. Continúe por 2 ó 3 minutos.

5.         Interrumpa la conversación y discuta los diferentes efectos de las diversas clases de atención, desde el punto de vista del que comunica y de aquel con quién se comunica.

Ejercicio 4: Grados de atención en una conversación en grupo

1.        Todos los miembros del taller de comediación se reúnan en círculo para una conversación en grupo.

2.         Continúe discutiendo el tema del ejercicio número 2.

3.        Al principio, los miembros deberán asumir solamente el mínimo de la posición de atención física, pero todos deberán atender.

4.        Después de algunos minutos de discusión, a una señal del entrenador (previamente acordada), todos deberán de cambiar a una posición de atención intensificada. Continúe la conversión por algunos minutos más.

5.        Interrumpa la conversación y discuta las diferencias entre las posiciones de atención mínima y máxima.

Ejercicio 5: Escuchar los datos no verbales y paralingüísticos

El atender físicamente tiene dos funciones: 

1.        Es una señal para la persona de que estoy activamente presente y trabajando con ella, y 

2.         Me ayuda a ser un oyente activo (esto es, mi atención física, ayuda a mi atención psicológica).

¿Qué es lo que escucho? ¿Escucho tanto los mensajes verbales como los no verbales de la persona con quien estoy hablando?

El propósito de este ejercicio es volverse mas sensible a los datos y mensajes no verbales y paralingüísticos (paralingüísticos se refiere al modo como se usa la propia voz en el proceso de comunicación; los datos paralingüísticos incluyen tono de voz, volumen, entonación, ritmo de palabras, tropiezo con las palabras, ruidos guturales, suspiros, etc.)

Los datos corporales  y paralingüísticos tienen dos funciones generales:

1.        Confirman, puntualizan, enfatizan, modulan o modifican de algún modo el mensaje verbal del que habla o,

2.         Algunas veces, contradicen el mensaje verbal del que habla; y por lo tanto contienen el mensaje real. Por ejemplo, si el que habla levanta la voz y pega sobre la mesa mientras esta dando un mensaje de enojo, entonces, tanto el levantar la voz (dato paralingüístico) y pegar sobre la mesa (dato corporal) subrayan y enfatizan su enojo. Sin embargo, si el que habla lo hace de un modo vacilante (dato paralingüístico) mientras está jugando con sus manos (dato corporal) y dice que “si, a él le gustaría salir a cenar hoy en la noche”, entonces los datos corporales y paralingüísticos contienen el mensaje real, que contradice al mensaje verbal (o lingüístico).

Instrucciones

1.         Los alumnos deben dividirse en grupos de cuatro miembros (A, B, C, y D).

2.        Miembros A y B (los mediados) estarán durante cinco o seis minutos discutiendo lo que les gusta y lo que no les gusta acerca de sus estilos interpersonales actuales (o cualquier otro tema relevante de la experiencia de entrenamiento de éste taller).

3.        Miembros C y D (los comediadores) actúan como observadores, mientras A y B están hablando; C y D deben tomar notas por escrito de los datos corporales y paralingüísticos de A y B.

4.        El comportamiento del que abra debe ser observado y registrado, pero C y D (los comediadores)  deben tener cuidado de no sobre-interpretar este comportamiento.

5.        Después de cinco o seis minutos, C y D deben dar retroalimentación a A y B (los mediados) como observadores y C y D como interactuantes (los comediadores).

Ejemplos de algunos comentarios típicos de retroalimentación:

·         “La mayor parte del tiempo usted habla muy de prisa, en rachas. Me dio la sensación de nerviosismo.”

·         “Usted estaba sentado muy tenso durante el diálogo. Sus manos permanecieron cruzadas en el regazo todo el tiempo y no hubo prácticamente movimiento corporal. Esto le hacía parecer muy estirado. Me dio la impresión de timidez o rigidez.”

·         “Cuando usted habló de ser una persona muy sensible, alguien se siente herido fácilmente, empezó a tropezar un poquito con sus palabras. El mensaje parecía ser que usted es sensible de ser tan sensible.”

·         “Usted golpeó con pie izquierdo casi constantemente”. “Puso su mano sobre la boca durante mucho tiempo. Me dio la impresión de indecisión.”

·          “Cuando B empezó a hablar con indecisión a cerca de ser tímido, usted se recargó en la silla y aún movió su silla hacia atrás un poco. No estoy seguro si lo que usted quería demostrar era que él le ponía incómodo, o que usted es se estaba poniendo cómodo, dándole a él la oportunidad de hablar”.

·         “Usted rompió muchísimo el contacto visual cunado hablaba acerca de  sí mismo, pero no cuando estaba escuchando”.

·         “Usted estaba tan relajado (a veces hasta descuidado) que casi me dio la impresión de que nos estaba interesado en su tarea”.

Precaución

El propósito de este ejercicio es desarrollar sensibilidad a los datos verbales, corporales y paralingüísticos.

En esta etapa, usted debe empezar a notar la gran variedad, calidad y cantidad de este tipo de datos e información que se surge durante el proceso de comediación, pero también debe ser cauto para identificarlos gradualmente, conforme se vaya volviendo más sensible y empático. El manejo de este nivel de comunicación, se irá desarrollando a partir de su entrenamiento, experiencia y práctica profesional. Sin embargo, debe tener mucho cuidado de manejar este nivel de comunicación solamente dentro del propio contexto en que se da, (que incluye quién está hablando y a quién se está dirigiendo, bajo que circunstancias, con que antecedentes, sobre qué tema y demás).

Algunas veces, un mismo dato corporal o paralingüístico puede significar varias cosas, dependiendo del contexto total en que surge durante la intervención. Por ejemplo, una cabeza alta y una expresión hierática (solemne, pomposa, rimbombante) pueden significar rechazo, enojo y desaliento; pero este comportamiento no indica invariablemente que el significado sea aplicable a todas las situaciones en general.

Finalmente, si usted se vuelve excesivamente preocupado por los datos corporales y paralingüísticos, su manejo se volverá también excesivamente consciente acerca del proceso de comunicación. Obviamente, esta preocupación le estorbará en su desempeño como mediador.

Ejercicio 6: Atendiendo a los mensajes verbales

Un ejercicio de parloteo.

Hay una gran diferencia entre repetirle a la persona lo que ha dicho (reflejo de contenido), y comunicarle con adecuada empatía lo que usted ha entendido desde el marco de referencia de ella. Sin embargo, la empatía adecuada depende, en parte, de su habilidad para entender y recordar lo sustancial y relevante del mensaje verbal del otro (síntesis de contenido). Por tanto, este es un ejercicio de reflejo de contenido; es tan solo la habilidad de repetir al mediado lo que éste ha dicho, en sus propias palabras y con los mismos términos con los cuales se refiere a su experiencia. Más tarde, se enfatizará la diferencia sustancial entre repetir y comunicar con  empatía adecuadamente la síntesis del contenido.

Instrucciones

1.         Los alumnos del taller deben dividirse en grupos de tres: el mediado (quien comunica), el mediador (quien escucha) y el comediador (quien observa).

2.        El mediado hace un comentario acerca de sí mismo, pero lo limita a una frase completa.

3.        El mediador usa la fórmula “usted dijo que”…. Y repite lo sustancial de lo que dijo el que habló.

4.        El comediador, que puede escribir para ayudarse en su tarea, le da al mediado retroalimentación de su fidelidad al repetir. La retroalimentación debe ser muy rápida en indicar lo que el mediador ha dejado fuera, si es que así ha sucedido.

5.         El mismo proceso anterior se repite, excepto que el mediado hace dos comentarios personales acerca de sí mismo.

6.        El mismo proceso se repite, solo que ahora se hacen tres comentarios acerca de sí mismo.

7.        Finalmente el proceso completo (frases del uno al cinco) es repetido por cada uno de los miembros de la triada para que así, cada uno tenga la oportunidad de ser el mediador, el mediado y el comediador.

Adaptación:

Y. Sassoon, O. Prettel y G. Obispo

Anuncios