Nada más triste que una enfermedad caracterizada por un fracaso en las funciones y fronteras del contacto, que se manifiesta a partir de un patrón de desconfianza y suspicacia general hacia los otros de modo que las intenciones de éstos son interpretadas como maliciosas. El contacto interpersonal se distorsiona y la persona sospecha, sin base suficiente, que los demás se van a aprovechar de él, le van a hacer daño o lo van a engañar. En el plano amoroso, se preocupa continuamente por la lealtad o  fidelidad de su pareja. En sus relaciones interpersonales se muestra reticente a confiar en los demás por temor injustificado a que la información que comparta vaya a ser utilizada en su contra, al mismo tiempo, cree que los hechos más inocentes, ocultan una intensión degradante o amenazadora. Alberga rencores durante mucho tiempo, y parece incapaz de sobreponerse a los insultos, injurias o desprecios de los demás. Constantemente se siente atacado y se encuentra predispuesto a reaccionar con ira y en forma violenta.

El siguiente relato de José Emilio Pacheco, nos muestra con una forma rica en claridad y sencillez, el mundo interno vivido desde una percepción alterada por el fallo en la evaluación y juicio erróneo de la realidad,  las distorsiones en el contacto y sus implicaciones en la vida del enfermo.

Oscar Prettel B.

 ver más: shelter-je-pacheco.doc

Anuncios