CODEH ofrece el taller de Cineterapia como una actividad adicional y complementaria al trabajo terapéutico, que busca la exploración –y una mejor comprensión-, de los principales problemas de la existencia humana.

Metodología:

Este taller se trabaja en forma permanente y consecutiva a partir del siguiente diseño:

  1. Proyección de una película.- como recurso de sensibilización, debido a la influencia que ejerce la trama en la vida anímica del espectador.

  2. El procesamiento.- parte medular del taller donde los psicoterapeutas abordan vivencialmente los aspectos personales de cada participante mediante las principales técnicas de grupo. Esta actividad no es un debate o análisis cinematográfico, sino que obedece a una novedosa forma de trabajo terapéutico.

  3. El cierre.- se concluye la experiencia reforzando aquellos recursos didácticos que promueven un aprendizaje significativo en cada uno de los participantes.

Dirigido a:

Todos aquellos interesados en encontrar una expresión más auténtica de sí mismos y descubrir sus propias necesidades emocionales e interpersonales, así como los recursos internos con los que cuenta.

Horario:

Último viernes de cada mes, de 19:00 a 22:30 hrs. 

Costo:

$ 200. 00 por sesión (reservación y pago previos).

Imparten:

Coordinación General: Oscar Prettel
Psicoterapeutas de Proceso: Georgina Obispo y Yolanda Sassoon
Investigación Documental y Moderación: Juan Gerardo Paredes

Video:

*  Sassoon Art Collection 

Introducción

La Cineterapia es una corriente que ha surgido con fuerza en los últimos años, debido a la influencia que ejerce la trama de una película en la vida anímica de la persona.

Se trata de recurrir a determinadas películas para que la persona pueda, sin gran dificultad, identificar cuál es la naturaleza su problema, y cuál es la percepción que tiene de él mismo.

Más de una vez nos hemos identificado con el personaje de una película, y también hemos reflexionado sobre los asuntos que plantea. El espectador puede mirar su reflejo en la película o el de los seres cercanos a él, en elecciones personales que en conjunto constituyen su propia vida; y por consiguiente, la de los demás.

En su esencia, el cine conlleva una narración de relatos personales y colectivos, plantea una posición ante la vida y la muerte, o situaciones desviadas e incluso extremas, que pueden ser abordados didáctica y terapéuticamente.

Las películas que se proyectan han sido cuidadosamente seleccionadas a partir de una investigación documental que las sustenta y en cada una de ellas, se nos presenta una historia de caso. Cada personaje ilustra una determinada personalidad, y cada situación refleja la forma como responde a los conflictos inherentes de la existencia.

Utilizar las películas como metáforas es la base para trabajar con dimensiones simbólicas. El taller se propone lograr un efecto terapéutico al conectar este simbolismo con las emociones de los espectadores, en diferentes niveles.

La película nos ofrece un efecto protector similar al anonimato, desde el cual es posible dejar salir nuestras emociones, que comúnmente no permitimos y que escondemos y tememos enfrentarlas. El grupo de cineterapia es capaz de brindar el apoyo y la comprensión que permiten el afrontamiento de los sentimientos negados.

Las películas no se analizan, sino que son un material para trabajarse de diversas maneras y niveles de procesamiento grupal. El espectador proyecta sus emociones en la trama y le da una visión personal y un sentido propio.

El propósito es fomentar el autoconocimiento, la toma de conciencia, la expresión de sentimientos negados o desconocidos, una percepción más amplia y profunda de la vida, y convertir los obstáculos en posibilidades.

.

Anuncios